• Julián Suquivide

Una historia personal

En tiempos de covid (a)


MINISERIE EXPERIENCIAL


Escenografía:

Módulo lunar


Reparto por orden de aparición:

Personas presentes en el módulo lunar:

Enfermera 1. Margaret (alias Thatcher, una mano para la vía)

Enfermera 2. Pato Rijo. Me dijo: poné Pato Rijo porque Patos hay muchas. Excelente vínculo

Enfermera 3. Claudia, muy atenta y cálidez humana

Dr. Bruno, comprensivo, claro, humano, sonriente

Dr. Oliva. Muy humano, me tendió su mano y me dio la buena noticia de mi egreso

Don Julio primer compañero

El Renta segundo compañero

Otros que entran y salen rápido. Auxiliares de servicio, limpieza, alimentación, etc.

Personas siempre presentes pero virtuales:

Mis doctoras en la primera línea de fuego. Dani y Tere

Mi amor y compañera de todas las horas, las buenas y las malas por 50 años: Rosario

Familia chica: Ro, Gonza, Nico, Maite

Familia grande: no me da el espacio para nombrarlos a todos. Además sería injusto cualquier olvido.

Amigos: Un millón

Redes: Economía Humana, varias de acá y de Barcelona

Universidad: UCLAEH

Comunidades de oración: sin conocerlos rezaron por mí. Maristas, Sagrada Familia


Escenas:

Presentación

1) La familia en tiempos de covid (a)

2) Una luz al final (o al principio?) del túnel

3) Los referentes

4) El entorno

5) Yin y (o) yan. Intermedio filosófico atrevido

6) La fuerza vital porque también uno aporta ¿no?

7) Oxígeno y Whatsapp Un solo corazón

8) Los valores

9) La comunicación

10) Don Julio la reciprocidad

11) El Renta compañero complicado

12) Las ganas de vivir

13) El final del principio o al revés ya no me acuerdo bien.


Presentación:

Me tocó. No me pregunté por qué a mí. Tan egoísta no soy. Más bien por qué no a mí, si tantos si.

Pero no voy a hablar de causas ni consecuencias ahora. No es el momento. Es el momento de la experiencia, de lo vital, de donde surge todo, lo bueno y lo malo. Lo voy desgranando como me sale, sin enmiendas ni arreglos lindos. Si me sale alguna metáfora disculpen pero me ayuda a aclarar lo que quiero decir y queda elegante ja. Los invito a recorrer conmigo el camino de estos días. Denme la mano.


1 La familia en tiempos de covid(a) ¿queda claro el paréntesis?.

Porque todo viene junto el covicho y la vida. Nada es totalmente positivo ni nada es totalmente negativo. ¿Si no hubiera muerte cómo llamar a la vida? No tendría nombre.

Pero sin digresión. Primer aprendizaje vivido en estos días: sin la familia no existo. Son mi

puntal, mi ónfalo, mi referente primero. Lo sentí y lo siento así. Sus mensajes permanentes y

alentadores siempre trasmitiendo vida, sanando. Me mantuvieron en las horas más oscuras

como Churchill en el Londres del 40 bombardeado por bombas nazis. Hoy con virus.

Acá hablo de la familia chica: los 5. Rosario mi compañera de todas las horas que me soporta muchas cosas y me trasmite todo su amor, fuerza y compromiso. 50 años juntos!!! Primera sanadora. (por suerte salió antes que yo de esta)

Rosina mi adorada hija, siempre presente, mi cable a tierra permanente, que con su espíritu

crítico pero amoroso me trae a la realidad muchas veces. Y eso también me va sanando.

Gonzalito, siempre presente con su aliento y su solidaridad y cariño también me cura.

Nico, Totó, como quieran. Sus ocurrencias y ofrecimientos siempre con humor. Porque eso

también es sanador.

Y Maite mi nieta. Tengo una foto con ella en la Pajarera de Santa Teresa que cada vez que la

miro me cura un poquito y es una de mis luces en medio de la oscuridad que a veces aparece.

En fin, ellos son la primera línea de contención y les estaré eternamente agradecido.

Relato: Domingo a Miércoles de noche.


2 Una luz al final (¿o al principio del camino?)

Domingo de noche: Me traían en la ambulancia y nos metimos en el túnel de Av.Italia. Muy iluminado al costado. Pero quería ver el final del túnel y no lo veía porque era una curva y la boca de salida aún no se veía. Hasta que pasamos la curva y vi la salida como no podía ser de otra manera. Nos guiaron las luces de los costados.

Bueno así me sentí cuando me internaron. Muy difícil. No tenía lugar. Me dejaron en la

ambulancia con la puerta abierta en la calle sobre M.Caseros. La gente pasaba y se arreglaba el tapaboca. Como con los leprosos de antes. Feo muy feo.

Finalmente me confinaron en una pieza sentado en una silla y me pusieron oxígeno (gracias a Dios) y empezaron a tratarme. Me mandaron a una pieza inhóspita, llena de piletas y

materiales. Sin duda improvisado por falta de lugar. Me acostaron en una camilla en la que casi no cabía. Tenía frío pero nadie venía. Al final pegué un grito y alguien se apareció con una manta. Valor inestimable.

(A propósito aclaro que todos tuvieron muy buena voluntad, cariño y atención, lo que ocurre

es que agarré un pico y el sistema no da abasto)

Mi hicieron los estudios correspondientes y me dijeron “Congestión” por lo menos 5 días si

todo va bien.

Eso era las 10 de la noche. Pensé que de inmediato me trasladaban a una cama de piso. Error!

Recién a las 3 y media de la mañana y Daniela a quien les presentaré en otro capítulo habló,

habló y habló hasta que me consiguieron una pieza en área covid del primer piso. Sheraton al lado de donde había estado. Ventana a Bvar. Artigas, ventilado, grande, veo árboles, sol, o sea VIDA. Lo bauticé Módulo Lunar. Todo en muy poco espacio, tableros, oxigeno, cama, sillón, mesa rodante. Todo a mano. Y astronautas entrando y saliendo del módulo.

Solo por ahora. No pude dormir mucho. Por suerte Daniela me contenía. Y por supuesto la

familia. Horas oscuras pero siempre atisbando el final del túnel y con luces a los costados. Mis sanadores.


3 Los referentes.

Mas e importantes luces. Este capítulo se lo dedico con agradecimiento a todos los que han colaborado para que yo me sienta bien en este momento, aún en medio de esto. Menciono a quienes participaron más activamente pero muchos otros estuvieron

presentes.

En primer lugar F. sobrina nieta. Todos los días previos y después me mandaba mensajes de

cariño y eso es sanador. La quiero mucho. Con su abuela M. y E.mi cuñado siempre conectados y su hija C. con quien nos une un gran cariño están a su lado

MM fue muy importante, dedicada a la salud, ex alumna y a quien ayudé a hacer su tesis de

maestría. Desde el primer momento con su actitud productiva tiraba para adelante. Ni bien se enteró me trajo un oxímetro que me mantuvo alerta y ayudó durante el proceso. Estuvo

presente siempre con aportes científicos y humanos, ambos valen igual no?

MJ sobrina, quien con su humor cariño y alegría me hacía mucho bien. El buen humor sana

también y mucho.

Y principalmente Daniela la Doctora que trabaja acá donde estoy internado. Amiga de siempre, me acompañó todo el tiempo hablándome, haciendo que comprendiera más al enemigo. Pero siempre con muy buen humor y esperanza. Podría hablar horas con ella sin repetirme. Y muy efectiva por sus contactos acá que me ayudaron mucho. Ya les conté que me consiguió la habitación Sheraton en que estoy ahora. Gracias, gracias, gracias. (Consejo: no dejen de dar gracias, hace bien a uno y a quien las recibe ganancia doble).Y a su lado su madre Tere. Ambas totalmente comprometidas con mi vida.

Luego hay un grupo unido que tenemos desde hace años con cuñados, sobrinos y sobrinos

nietos de parte de la familia de mi esposa. Hemos ido juntos a tantos lugares. Floripa, Salto,

Colonia, Punta del Este, Pueblo Edén, etc. Familia ampliada con mucha vivencia junta. Siempre presentes con un toque de humor y ternura. También curan.


4) El entorno:

Me considero una persona rica. Rica en vínculos solidarios con mucha gente que

también ha estado presente. Imposible nombrarlos a todos, son más de 100 que de una forma u otra, whatsapp, cel, mail oración, emoticon, o paloma mensajera se solidarizaron conmigo y esa fuerza también cuenta porque genera una onda positiva. Universidad, redes, amigos de otros tiempos, ahijadas preocupadas. Todos ofreciendo lo que tienen y más. Oración, mensaje, chiste, presencia importante. Toda monedita sirve. Gracias a todos ellos.

Retomo: se acuerdan que quedamos en la mañana del lunes, primera en la pieza. Muchos

análisis, por supuesto oxigeno puesto. Muy molesto, sin poder dormir. Sólo 2 o 3 horas. Sala

de aislamiento. Cada vez que entraba alguien era como ver un astronauta. Como Dustin

Hoffman en Epidemia ¿se acuerdan? Un poco desesperanzador. Pero de nuevo a la carga los

sanadores con sus mensajes devolviendo lo que por suerte nunca perdí del todo. La Esperanza.


5) Yin y (o) yan. Intermedio filosófico atrevido

De tarde crisis fea. Me vieron mal y casi me pasan a CTI. Por suerte repunté a último momento y resolvieron darme un poco de crédito, también colaboró Dani. Pero casi sin dormir. Con un poco más de tranquilidad pero poco dormir. 3 o 4 horas. ¡Qué mal hace!

A la 1 de la mañana intentaba dormir y de sopetón, abren la puerta y me traen a Julio

M, 80 años, diabético, en diálisis y con covid. No le falta nada al pobre. Me dije, este

está peor que yo jaja. Prendió la radio y digo zaz no me falta nada a mí. Saqué la lotería. Por

supuesto que no pude dormir mucho. Pero estaba acompañado. Otro ser humano desvalido.

Solidaridad, compasión, vínculo, cosas que van surgiendo….Julio le puso auriculares a su radio.

Un gesto solidario que valoré mucho. Los buenos actos van y vienen.

El martes de mañana me sentí un poco mejor. Me di cuenta clara de que no tenía autonomía

ninguna, ni para levantarme, mis necesidades, vestirme, etc. Nada. Aceptar la indigencia pero con dignidad y humor. Hay gente que vive en la indigencia toda su vida. Es brava la falta de autonomía. Hay que mentalizarse que es transitoria pero cuesta. La dignidad humana está muy ligada a esto. Como siempre ahí estaban los sanadores con sus consejos, darme para adelante, humor, sabiduría en suma. Porque el saber no es solo ciencia. Es todo lo que tiene que ver con el ser humano.

Al mismo tiempo veo para el costado y veo a alguien también mal y empiezo a pensar en el,

como se siente Julio? qué necesita? y en la medida de mis tremendos límites me nace hablarle, prestarle el cel. Pedir que le traigan cosas. Lo mínimo para los de afuera, lo máximo para nosotros, el vínculo solidario. Que me provoca una sensación buena, también la solidaridad es sanadora aún en lo más pequeño.

Voy recuperando fuerzas. Duermo bastante y eso ayuda. Ayudar a Julio me distrae y me hace bien. Sigo triste porque no puedo recuperar todavía algo de autonomía.

Pero de tarde recibo cosas de casa que no me habían dejado entrar antes. Ropa para

cambiarme, cosas para el aseo y esta PC que me permite expresarme. Por supuesto que pasé entretenido y eso también cura. Armé un pequeño escritorio en la mesita entre agua,

inhaladores y basura que no habían podido sacar. Pero digno. Me distraigo con Guerra de

Clones de Star Wars. Soy fanático de esto. Ayer vi 4 capítulos. Se pasó la tarde bien, con más

fuerza y esperanza.


6) La fuerza vital porque también uno aporta ¿no?

Me dieron algo para dormir mejor y como yo no tomo nada me hizo un efecto que dormí

nueve horas seguidas. ¡Si curará eso! Acomodé mi cama articulable mejor para estar más

cómodo y eso también ayudó. A estas alturas habrán notado que tenía más pros que contras. Y eso es bueno en cualquier aspecto de la vida.

Miércoles de mañana: como les dije dormí bárbaro. Me despertó el médico Bruno un

fenómeno. Me encontró mucho mejor de lo que esperaba, que me iba recuperando y me

permitió sacarme el oxígeno 10 minutos por vez para ir al baño. Dulces palabras. Algo de

autonomía para cambiarme y asearme. Algo más digno para sentirme mejor yo. Cuánto puede tan poco.

Se me ocurrió escribir. Empecé a pensar los capítulos que ven acá. Y enseguida me puse. Paré para comer y ayudar a Julio que tenía que ir a diálisis y precisaba hablar con su casa. Llamé a su familia, lo ayudé en otras cosas y después seguí toda la tarde de hoy. A medida que escribía me daba cuenta que algo en mí estaba cambiando. Ya lo hablaremos. Espero seguir mañana con esto. Voy a ver como duermo hoy sin ayuda de fármaco. Espérenme que la seguimos…..

Relato: Jueves….

Anoche fue un poco largo. Volvió Julio de la diálisis destruido, pobre. Le dí todo mi aliento que es lo único que puedo dar por ahora y por suerte me dormí profundamente hasta las 8 de la mañana de hoy.

Esperando al médico, Bruno, pero hoy no viene, se tomó licencia. Desazón, pero espero que el que venga ponga la misma calidad humana e interés. Pero ahora son las 2 de la tarde y todavía no apareció. Bajón, pero no importa porque yo me siento mejor cada día. Qusiera poder dejar un poco más el oxígeno para movilizarme mejor. También me tuvieron que cambiar la vía porque ya estaba obstruida. Me la pusieron en la mano derecha. Otra tranca para mi movilidad, difícil hasta para lavarme las manos, imagínense. Pero igual todo bien. Vamo arriba nosotros como decimos con Dani.

En un rato viene Dani. Gran expectativa, gran. Ver a alguien conocido será genial. Y más Dani.

Traerá unas masitas para las enfermeras como agradecimiento. Están todas agotadas y no dan abasto. Por eso no me quejo cuando no vienen o demoran al llamarlas. Y unos olímpicos para mí, porque también de pan vive el hombre ja.


7) Oxígeno y Whatsapp Un solo corazón

Mientras viene les cuento algo que se me ocurrió entre sueños hoy. ¡¡¡Qué vínculo fuerte que hay entre el oxígeno y el whatsapp!!! El oxígeno te va curando físicamente, te devuelve el aire que respirás. A través del whatsapp me llega la vertiente espiritual sanadora de quienes me acompañan en este momento. Que como ya saben son muchiiisimos. Entre ambas fuerzas lo vamos logrando. Ni más ni menos que la Vida. Bué, yo también pongo mi cuota de entusiasmo no? Vamos a darnos algún crédito.

Dani no pudo entrar, pero entró algo mejor: la buena nueva.


8) Los valores

Vino el médico Oliva se llama. Me dijo que tengo bien los valores que evolucioné muy rápido y que mañana viernes me voy a casa con oxígeno portátil. La mejor noticia del mundo mundial como decía alguien. Gran alegría gran.

Por supuesto ahora en medio de videollamadas, llamadas, whatsapps. Comunicando a todos los que hicieron fuerza para mi recuperación. Pero….(siempre hay un pero, no hay alegría completa) Zas!!! Me volqué el café con leche que estaba tomando de torpe no más. Que depre, se me enchastró el pantalón, el piso mojado, por suerte el pc no jaja.

Dificultad para cambiarme de ropa. En medio del piso mojado pero aguanto. Ya fue tanto que una más no importa. En medio de la crisis, la saturación seguía bien. Prueba de fuego

superada. Ahora espero que alguien venga a limpiar el piso empapado. No hay mucho

personal. Me parece que voy a estar un rato así. Escribiendo me entretengo. También es

sanador.


9) La comunicación

No puedo creer todo lo que estoy escribiendo. No sé si le servirá a alguien. A mi sin dudas. Lo releo y aprendo cada vez más cosas.

Y la tele? No tuve en todo el período acá. Y no lo lamento. Me hizo bien. También cura no

revolver sobre mojado. Además, qué se puede ver hoy en TV?.

Revisando algo…. Se acuerdan del lunes de tarde que les dije “Crisis fea”. Era un eufemismo.

Estaba para salir de una previo paso por el CTI. Pero ahí se inclinó la balanza, si no ustedes no estarían leyendo esto. Esos días murieron varios a pocos metros de mí, me enteré más tarde por supuesto. Voy tomando conciencia de lo cerca que estuve de irme y eso me pone un poco nervioso, ansioso, curioso, y todos los osos que se imaginen. Pero como esto no es filosofía, me abstengo. Ya elaboraré estas cosas de a poco y en familia. Porque ellos también pensaron lo peor.


10) Don Julio la reciprocidad

Se me va Julio, pobre. Está feliz como perro con dos colas. Me quedo sólo de nuevo pero ahora con la esperanza de que mañana también abandone este módulo lunar. Nadie viene a limpiar esto. Me tiene molesto.

Julio se fue. Pero seguiré en contacto con él. Por suerte limpiaron esto y quedó más prolijo.

Acabo de cenar un pollito muy rico al horno con una cremita Todo bien por ahora.

En un rato a acostarme y dormir hasta mañana que será la última acá espero. Aprontaré todo para la partida.

Ahora veré un capítulo de Guerra de Clones que me divierte y paso un rato tranqui. Salu!

Error!


11) El Renta compañero complicado

En medio de la serie visitas: Un pelado sordo, recién operado apareció en mi vida para que no me aburra.

MUUUY demandante. Pobre no está acostumbrado a que acá lo que sobra es la espera.

Gritaba, golpeaba la puerta. Yo conteniéndolo en lo posible pero como es sordo…. Casi tira la chata, por suerte lo pude frenar. Por suerte después de eso como a las 12 me pude dormir.

Hasta las 9 de hoy, Bendito sueño reparador.


12) Las ganas de vivir

Una mala, parece que la vía por donde me pasa la medicación esta mal. Luego de un buen

esfuerzo por parte de Pato, por suerte funciona. Ya me hicieron una sangría. Safé.

El pelado sordo grita patalea, sigue con lo de la chata. Y yo en la misma gritándole para

contenerse y no hacer algo mal.

Acá están totalmente desbordados. Siento gritos y golpeteos afuera, Paso como dos horas con la medicación que ya pasó y no me la desconectan. Aparece Pato mi salvadora hoy, me pone la otra medicación, espera que termine y me saca todo, y hablamos un ratito. Comunicación.

Puedo desayunar a las 10 y media. Yogourt de durazno con galletitas. Por suerte me habían

quedado dos olímpicos de ayer que pasaron a la cueva. El que guarda…. Yo me controlo el

oxígeno. Dice Pato, saturo muy lindo .98 jaja

Lo atienden al pelado que está recién operado y se tranquiliza un poco. Pero no tiene quien le de de comer. Y yo no puedo. Me preocupa. Por suerte vino alguien y le pedí que le dieran de comer. Espero….

Cada vez me ayuda más esto de escribir. Catarsis. Y menos tiempo para irme. Espero irme más por el lugar que ocupo que alguien lo puede estar necesitando más que yo. Espero que el Dr.Oliva pase y me de el pase….


Me obsesiona la situación acá. Caos, desborde. Me pasé confortando enfermeros que están

destrozados, yo estoy mejor al lado de ellos….

Dani me dice sobrecargados pero no sin asistencia… eso me tranquiliza un poco. Qué Viernes Santo


13) El final del principio o al revés ya no me acuerdo bien.

Vino Oliva: ESTOY DE ALTA!!!!! A LAS 6 ESTARÉ EN CASA. Se acuerdan de Anibal un pelotazo en contra que hacía Calabro. Qué alegría que alegría ole ole ola estas para ganar. Eso y más.

GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS

No se cuantas van. Espero que alcance para todos los que contribuyeron para que hoy esté

contando esto. Y creo que voy a dejar por acá. Porque todo es un comienzo y no hay que

ponerle fin. Es lo que me pudre de las películas. Siempre quieren un final. Por qué? Dejemos

abierto para que surja lo que tenga que surgir.

Chau

Ups. Todavía no me llevan. Son las 8 y media de la noche. Tienen que dejar el oxígeno en casa y luego coordinar el traslado en ambulancia. Estoy dudando que sea hoy. Por suerte no me borraron de la lista y comí bien. No se consuela el que no quiere.

Aproveché a saludar a todos los que estuvieron conmigo estos días. Me llevó como 3 horas.

Algunos personalmente y otros que forman comunidades y redes en las que participo.

Mientras espero les cuento algo tragicómico. Se acuerdan del pelado, mi vecino sordo. Ocurre que además de sordo, impertinente y demandante grita. Toda la tarde se pasó gritando Rentistas! Rentistas! Penal! Penal! Goool! Gool! Terrible espera. Y a veces me miraba fijo y me gritaba gol a mí. Tendrá demencia senil?. Anduvieron complicados acá con el por su higiene.

Tuvieron que cambiarlo varias veces de tarde. Omito su nombre por su propia dignidad. Que aún en estos casos la tiene solo por el hecho de ser persona.

Estaba pronto como novia en altar y faltó el novio. Ja. Me voy a mentalizar que si no salgo hoy saldré mañana sin duda.Total pasé tantas que estas son como anécdotas. Pido una pastillita y a dormir se ha dicho. Veremos son las 9 menos veinte. Dejo por acá.

A 11 de la noche, todavía nada. Decidimos que si viene en un rato el oxígeno, coordinar la

salida para la mañana. Y duermo acá una noche más. Total qué le hace una mancha más al

tigre. Llamo a enfermería, les digo esto y me contestan un poco extrañados que tienen que

consultar con el supervisor porque eso no estaba previsto. Qué, me van a sacar porque

necesitan la pieza? Aguanto un rato, me traen una pastillita para dormir y me dicen que me

puedo dormir acá hasta mañana. Alivio. A todo esto eran como las doce de la noche. Me viene el sueño pero…. Otra vez el Renta! Se imaginarán por qué del apodo de mi vecino. Gritos, pedidos. Prenden las enormes luces y lo bañan de nuevo. Yo como el dos de oro.

Chan chanchanchan chan chanchachachan. Se acuerdan de Bajos Instintos? Bueno, esto no es nada erótico pero es lo que me provoca el Renta. Me aparece el homo demens. Ganas de

ahorcarlo. Qué Homo somos? Sapiens, faber, ludens, demens. Y ahora encontré una nueva

categoría Homo Prospectus. Porque es una característica típica. Siempre proyectando. Que voy a hacer ahora? Qué puedo hacer mañana!. Creo que somos un poco de todo. Entrelazados de manera compleja siempre en el ser humano hay algo de constructor-destructor, lógico-imaginativo, lúdico-prospectivo.

Pero prometí no hacer filosofía, disculpen. Pueden obviar este último párrafo.

Una buena: el Renta se durmió y pude dormir de 2 a 7 y media. ¡Bieeen! Y me despierta la

mejor de las noticias: llegó el oxígeno a mi casa. A las 8 me trasladan. Me apronto todo y

espero el café típico de las 7 y media. Y en lugar del café aparece la silla de ruedas en la que

me van a trasladar. Casi me da algo. Alegría inmensa. Me envuelven en celofán, me dan las

bolsas para la medicación, tengo el oxígeno portátil puesto y a la ambulancia. Un poco violento todo porque yo soy muy pesado y fue un gran esfuerzo para los que me cargaron.

Avanzamos por Monte Caseros. Veo el sol, los árboles, pero ya no veo un túnel. Veo un camino despejado. Encuentro con Rosario, gran alegría y emoción gran. Me acomodo bien. Estóy bárbaro. Esto es Buckingam al lado del módulo lunar.

Ahora a cuidarme y recuperarme que todavía falta.

Estoy tentado de seguir escribiendo porque me van aportando datos que no tenía como por ejemplo que el lunes de mañana me iba. Yo creí que de tarde porque había comido los ñoquis y me gustaron mucho. Pero fiel a mi promesa dejo por acá. Que les aproveche.

Y como decía el ilustre Isidro Zácara cuando trasmitía la vuelta ciclista del Uruguay entre el 40 y el 50. Terminaba de hablar diciendo: ¡¡¡¡¡FELICES PASCUAS DE RESURRECCION!!!!