• Carlos Vivas

Posibles escenarios a futuro

Carlos Vivas y Homero Bagnulo

Iniciamos con la presente una serie de notas breves con algunos puntos que nos parece puedan resultar de interés sobre la pandemia de Covid 19. Recién en estas últimas semanas están surgiendo datos que permiten opiniones algo mejor fundamentadas, si bien sigue siendo más lo que desconocemos sobre la diseminación y el tratamiento de la afección.

Pero dado el interés por el tema que ha trastocado aspectos fundamentales de nuestras sociedades es necesario intentar elaborar algunas consideraciones pese a que las mismas puedan rápidamente mostrarse equivocadas

Las predicciones sobre los escenarios futuros son las que más angustia generan por lo que nos parece oportuno comenzar con ellas. De acuerdo a las publicaciones que hemos tenido acceso hay 6 posibles escenarios y sobre ellos realizaremos algunas breves consideraciones:

1. QUE SE DESARROLLE UNA VACUNA EFECTIVA.

Este sería el escenario más beneficioso porque ya hay múltiples países trabajando e incluso varios de ellos estarían testando en el terreno con voluntarios las respuestas inmunitarias y los posibles efectos adversos. Los más optimistas pronostican que en octubre podrían haberse completado y comenzaría su producción. Esto no sabemos ni remotamente cuánto tiempo insumiría pero seguramente quienes la produzcan la brindarán primero a su población y luego al resto de los países. Así que a nosotros demorará en llegar. Y nos atrevemos a decir que esto ocurriría difícilmente antes de 18 meses. Una situación semejante o tal vez algo más favorable cabe pensar para una medicación efectiva

2. QUE LAS POBLACIONES ADQUIERAN INMUNIDAD.

Para esta situación se manejan datos muy contradictorios ya que distintos autores en diferentes países nos comunican cifras muy variables. Y esto se vincula claramente al porcentaje de portadores asintomáticos o con escasos síntomas o que no fueron oportunamente identificados. Las cifras tienen una dispersión entre el 10 y el 50%. Para la ciudad de Nueva York y con la magnitud de la afectación que ha sufrido se piensa que un 20% sería inmune. Tampoco sabemos cuántos de los que se afectan desarrollan la inmunidad ni tampoco cuánto duraría la misma. De la epidemia de los anteriores coronavirus SARS Y MERS, el 60% de los pacientes con SARS tenían inmunidad a los 3 años y el 40% de los que desarrollaron MERS tenían inmunidad a los 18 meses. En cuanto al actual CoVid 19 en Shangai un 30% (los que presentaron cuadros más leves y más jóvenes) no desarrollaron inmunidad. O sea que este escenario no será de rápido desarrollo.

3. QUE EL COVID 19 SEA UN VIRUS ESTACIONAL

En el caso que el SARSCoV-2 se comporte como otros coronavirus que ya circulan en los hemisferios norte y sur implicaría que tendremos que enfrentar el confinamiento por el resto del otoño, el invierno y los inicios de la primavera. Y después pasaría al hemisferio norte. Podrían así presentarse varias olas cuya magnitud desconocemos. Y tal vez reaparecerá, posiblemente atenuado, en próximos otoños. En este escenario se adquiriría progresivamente algún grado de inmunidad.

4. QUE EL VIRUS DESAPAREZCA

Sería la solución soñada. Ha sucedido en el pasado con otras epidemias. En general no se sabe por qué. Parece poco probable, pero no se debería descartar por completo. Recordemos aquello de prepararse para lo peor y esperar lo mejor.

5. QUE REAPAREZCA EN UNA NUEVA OLA CON UNA MENOR INFECTIVIDAD

Ha sucedido con virus gripales, por ejemplo el H1N1 de la pandemia del 2009. Esto estaría vinculado tal vez a la estacionalidad, a la adquisición de cierta inmunidad por parte de la población, por protección cruzada con otros coronavirus que ya circulan.

6. QUE ADQUIERA UNA MAYOR AGRESIVIDAD LUEGO DEL PASAJE POR LOS SERES HUMANOS

Nuestro peor escenario. Esto también se ha visto con algunos virus gripales aviarios. Como este virus se ha comportado diferente de los virus gripales esperamos que esto no suceda, pero es una de las posibilidades.

Como vemos estamos frente a un escenario muy abierto pero que de acuerdo a nuestra opinión en unos meses más se irá aclarando. Mientras tanto además de test diagnósticos, vacunas y medicamentos necesitamos DATOS, DATOS, DATOS. Sí, pero DATOS confiables.