• Humberto Correa

Humanismo Médico: la muerte

Reflexiones de un alumno acerca de la muerte



Joaquín Bizoza

Alumno de Humanismo Médico II (3º año, 2020)


En mi opinión la muerte no es un tema en el cual afecte mi día a día, por ahí si estuviera pensando en ella cada minuto de mi vida y lo hiciera consciente todo el tiempo si, pero la realidad es que para nadie es así. Desde mi punto de vista la muerte es algo inevitable, por ende, no hay que temerle, sino ser capaz de vivir la vida de la mejor manera ya que esta puede llegar en cualquier momento. Mi ¨preocupación¨ acerca de este tema es que va a pasar después, la incertidumbre de no saber que hay o si hay algo después de la muerte, porque si bien no tengo ninguna creencia religiosa o espiritual si me interesa saber que es lo que hay, pero no hay nada certero acerca de ello por ende la vida en si misma es la ironía de la muerte, ya que ¨nacemos para morir¨ esto nos explica que todo es limitado y nada es infinito.

En la clase pudimos abordar el tema sin que afectara a nadie de una forma directa, al encarar este tema pude darme cuenta mi capacidad de empatía que tengo hacia los que me rodean porque aunque no lo dije cuando la profesora pregunto acerca de que me causaba el hecho de saber que me iba a morir solo dije incertidumbre pero en mi mente solo pensé en mi familia y que mas que mi propia muerte me dolería el duelo que ellos tendrían que acarrear de la misma forma que pensé que si ellos murieran seria horrible para mí, ya que preferiría morir yo antes de que mueran ellos.

En cuanto al punto de vista del duelo como médico, en la entrevista que yo hice a un profesional de la salud me llegaron mucho algunas palabras que intentare expresarlas a mi manera en los siguientes párrafos:

Lo que mas me marco y que creo que esta muy acertado fue el hecho de cómo los seres humanos tenemos limitaciones, pero nos cuesta aceptarlas. No somos seres inmortales por ende cuando tenemos un paciente en etapa terminal lo mejor que podemos hacer es brindarle nuestra compañía y hacer todo lo posible para que el paciente se sienta bien y este en paz.

Cuando nos enfrentamos a pacientes donde la muerte es inminente el medico se siente inútil, pero hay que aceptar que como todo en la vida la medicina tiene limitaciones y lo mejor que podemos hacer en estos casos es ayudar al paciente a estar lo mejor posible brindándole todo lo que esté a nuestro alcance, aunque también tenemos que saber hasta donde llegar y hasta donde no, de modo que tampoco nos afecte a nosotros en el accionar de cada día, aunque todos sabemos que es muy difícil.

Como conclusiones lo que saco de todo este trabajo, es que me gusto mucho abordar este tema con mis compañeros y docentes, me sentí muy cómodo y me dejo muy feliz poder expresar todo esto con ellos, siento que tengo un muy buen grupo y magníficos docentes, me siento apoyado y escuchado por todos lo cual creo que facilito la dinámica de este trabajo. Volviendo al tema de la muerte pude concluir que no es algo que me afecté en lo personal de manera negativa en mi persona quizás si me afectaría si les pasara algo a las personas que me rodean. Por otra parte en mi rol como futuro medico no puedo decir mucho porque no e tenido experiencia con pacientes y no sé cómo podría reaccionar ante esta situación si creo que al principio me costaría aceptar que no puedo ayudar en todo y que existen limitaciones y me sentiría un poco decepcionado de mi mismo ya que uno estudia esta carrera para salvar vidas y/o mejorar un poco la calidad de vida de un paciente intentando que este lo mejor posible, pero con el tiempo y la experiencia creo que lo voy a poder saber sobrellevar.

En lo personal no sentí que cambio nada por el hecho de que no tenía una opinión formada acerca de este tema, tratarlo en estas clases fue toda una experiencia nueva y un descubrimiento acerca de mi mismo sobre este tema ya que jamás me había puesto a pensar en ello, forme una opinión propia gracias a que abordamos este tema y por suerte me lo tome todo muy bien y pude pensar y replantearme muchas veces esta pregunta de un tema tan complejo como es la muerte. Me resulto curioso el hecho de cómo en diferentes culturas se aborda de manera diferente y como fue evolucionando en el tiempo la manera de abordar este tema, sin dudas me llamo la atención del como se trataba la muerte antes y como se la trata ahora y me inspiro a indagar acerca de ello porque no tenia ni idea, en la clase tire un comentario sin siquiera saber creyendo lo que era algo obvio para mi pero en realidad no era así y me impacto un poco, fue el hecho de que creí que antes a los niños no se los involucraba en los rituales de la muerte pero en realidad si era así y eso me impacto un poco por el hecho de que seguro antes para un niño debía ser una situación traumática ver a alguien cercano morir y participar en su duelo. Sin dudas abordar este tema me super motivo y me enseño el propósito de esta materia que sin dudas me encanta.

Como para terminar, compartí muchas de las opiniones de mis compañeros y otras me hicieron dar cuenta y pensar en cosas que no me había dado cuenta antes, por ejemplo al principio solo pensé el hecho de cómo me tomaría mi muerte lo cual sin dudas como ya dije no me causa ningún miedo ni inquietud, pero, cuando mis compañeros empezaron a hablar de que mas que nada les afectaría el duelo de las personas que los rodean acerca de su muerte y como les afectaría el hecho de que alguien cercano se muriera, ahí entonces, me puse a pensar que también me afectaría eso sin dudas.

También me gusto y compartí la opinión de la profesora de la increíble variedad de formas de ver un mismo tema, en especifico la muerte como la veían los artistas por ello quiero dejar una frase que encontré que me gusto mucho y me ayuda a resumir brevemente la opinión que forme acerca de este tema: “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos.” (Antonio Machado).

Esta reflexión nos hace ver que en realidad nunca vamos a experimentar la muerte. Si consideramos que al morir dejamos de existir, realmente nunca vamos a ser conscientes de lo que es. Es por ello que el autor considera que no hay que tenerle miedo al hecho en sí de fallecer porque es inevitable.

Devolución de su tutora, Dra. Melanie Isern

¡Fantástico trabajo de reflexión Joaquín!

Cada párrafo incluye pensamientos propios y me llena de orgullo leer que haya sido un tema que te motivó a reflexionar, a curiosear, a buscar otras posturas y a ahondar en sentimientos que antes no habías tenido necesidad de profundizar.

Destaco un punto en el segundo párrafo donde expresas que pudiste darte cuenta de tu empatía aunque no lo dijeras (sobre el sufrimiento de tus seres queridos respecto a tu pérdida), me gusta que lo hayas dicho ahora simplemente para decirte que mi objetivo siempre es que puedan ustedes mismos ahondar en sus propias mentes aunque no compartan esos pensamientos con los demás, muchas veces (y más cuando tocamos temas delicados como este) nos puede afectar o dar un poco de pena compartir sentimientos profundos con los demás o simplemente no tenemos ganas de hacerlo, pero sinceramente me voy contentísima si pudimos lograr entre todos que cada uno haya profundizado en sí mismo y haber formado una postura que antes no se había planteado, por supuesto que compartir y discutir hace más dinámica la reunión, pero lo principal es que cada uno de nosotros crezca interiormente con cada reflexión. Tremenda la frase de Antonio Machado, creo que logra resumir completamente la postura que en mayor o menor medida todos en el grupo compartimos respecto a nuestra propia muerte, postura personal imprescindible para lograr ser ese médico que apoya y acompaña sin temor y con calma en el proceso del fin de la vida a los pacientes terminales. Te felicito y gracias por la buena crítica al funcionamiento del grupo, motiva a seguir!!

No te pierdas ninguna novedad, subscríbete

HumaMed, promoviendo el humanismo y actualizando evidencia en medicina desde Uruguay