• Edgardo Sandoya

Intereses económicos desbocados

Relato de la especulación desalmada por ejecutivos de Moderna en base a medias verdades

El análisis de la investigación actual conlleva una dificultad extra: además de evaluar la validez de la misma, atendiendo a su diseño, ejecución y forma de expresar los resultados, al momento del análisis se debe atender a elementos de contexto que pueden ser muy relevantes, los que si bien hace mucho tiempo que rodean a la investigación clínica, se han agudizado en gran medida en este particular momento. Días atrás un laboratorio de los EE.UU. anunciaba con bombos y platillos los resultados favorables de una investigación respecto a una vacuna para Covid-19, y poco después su CEO aconsejaba hacer los pedidos ya para fin de año, cuando estimaban que la vacuna estuviese aprobada, para no quedarse sin poder acceder a ella. Hoy CNN Negocios publica la historia detrás de ello. Después del anuncio, las acciones de la empresa aumentaron 30%. Inmediatamente de anunciado el resultado de la vacuna y cuando las acciones se habían disparado, los principales de la empresa se deshicieron rápidamente de sus acciones con ganancias exhorbitantes. La directora financiera de la empresa, por ejemplo, en el pasamanos financiero del lunes a partir de $ 3.000.000 obtuvo $ 19.800.000, con una ganancia neta de $ 16.800.000 de dólares. Y así procedieron varios de los más altos directivos de la firma, quienes obtuvieron enormes ganancias con ese tipo de operación. El detalle es que el laboratorio comunicó resultados de una investigación de fase 1 de vacuna, dando a conocer que los 8 primeros voluntarios desarrollaron anticuerpos, de los 105 que incluye el estudio de acuerdo al protocolo publicado en ClinicalTrials.gov. La duda que surge inmediatamente es si realmente serán los 8 primeros o se trata de 8 seleccionados porque el resultado de ellos fue el que el laboratorio esperaba. Mostrar los resultados de una investigación fase 1 para inducir a pensar al público que es un tratamiento efecto es algo que despierta sospechas, hacerlo respecto al 7,6% de los individuos incluidos en la investigación de 105 casos directamente lleva a pensar que hay gato encerrado. Por otro lado, la investigación de fase 1 constituye el primer paso de una secuencia de investigación. Esta fase está destinada a evaluar cuál podría ser la dosis de un fármaco, cómo sos su propiedades farmacológicas cuáles pueden ser sus efectos iniciales, pero solo es el punto de partida en la investigación de un tratamiento. A ello sigue la investigación de fase 2, realizada en individuos con la condición que se investiga, la que está destinada a tener una primera aproximación a la eficacia y seguridad del tratamiento. Si el mismo resulta adecuado, se llega a la investigación de fase 3, la que se lleva a cabo mediante un ensayo clínico randomizado en un número adecuado de pacientes (habitualmente muy grande), para recién saber si un tratamiento es seguro y efectivo. Es decir que aún queda un muy largo camino a recorrer por la mencionada vacuna para saber si la misma es segura y efectiva o no. Pero mucho antes de que ello se sepa (se estima que en enero se estaría al final de ese proceso), los principales de la empresa se enriquecieron a partir de la divulgación de estos datos, los que en realidad no permiten llegar a ninguna conclusión respecto a la efectividad de la vacuna. Esta estrategia para enriquecerse es muy efectiva en un contexto ávido de algo que brinde esperanzas, en la cual cualquier noticia adecuadamente vestida, induce a pensar que se está frente a la solución y ello se traduce en un fuerte aumento de la valoración de la empresa productora. Si los directores de la empresa estuviesen seguros de que el producto será un éxito, con un mercado de cientos de millones de personas (potencialmente de miles de millones), ¿venderían ahora sus acciones perdiéndose la oportunidad de ganar muchos cientos de millones luego de la comercialización masiva de su producto? Esto lleva a pensar que capaz que la información interna que manejan fue la que les llevó a tomar la decisión de vender ya, mientras se cree por el mercado que la vacuna va a ser exitosa, pues tal vez el resultado más allá de esos 8 pacientes divulgado no sea todo lo auspicioso que se promociona. Realmente es una época muy compleja hoy para analizar la calidad de la información que se presenta, pues elementos de este tipo, manipulación de los protocolos durante el desarrollo de las investigaciones, análisis sesgados de datos, comunicación selectiva de los resultados, ente otras manipulaciones, hacen que aproximarse a los verdaderos resultados de la investigación pueda ser una tarea casi imposible. En medio de una crisis humanitaria de gran alcance y con un costo de vidas humanas como la actual, los intereses desbocados de algunos solo que se extienda un manto de duda sobre mucha de la investigación destinada a encontrar fármacos para el manejo o la prevención de la pandemia.


A continuación la noticia de CNN Business.

Moderna dio a conocer resultados alentadores de la vacuna anticoronavirus. Luego, los principales ejecutivos dejaron casi $ 30 millones en acciones

CNN Business

El precio de las acciones de Nueva York de Moderna se disparó hasta un 30% el lunes después de que la compañía de biotecnología anunciara resultados iniciales prometedores para su vacuna contra el coronavirus. A medida que los inversores comunes se apilaban, dos informantes se dirigían silenciosamente hacia las salidas.

El director financiero y el director médico de Moderna ejecutaron opciones y vendieron casi $ 30 millones en acciones combinadas el lunes y martes, según los registros de la SEC revisados por CNN Business. Las ventas ocurrieron después de que Moderna entusiasmó a Wall Street antes de que abrieran los mercados el lunes al anunciar resultados alentadores de ensayos de vacunas. El valor de mercado de Moderna aumentó a $ 29 mil millones, a pesar de que la compañía no tiene productos comercializados.

Después de subir a $ 87 el lunes, el precio de las acciones de Moderna se ha retirado a menos de $ 70, ya que los expertos médicos han debatido la importancia de los primeros hallazgos. Las transacciones de valores se realizaron a través de planes automatizados de información privilegiada, conocidos como planes 10b5-1, que establecen futuras transacciones de acciones a precios establecidos o en fechas establecidas.

Lorence Kim, directora financiera de Moderna, ejerció 241,000 opciones por $ 3 millones el lunes, según muestran las presentaciones. Luego los vendió de inmediato por $ 19,8 millones, creando una ganancia de $ 16,8 millones.

Al día siguiente, Tal Zaks, director médico de Moderna, gastó $ 1,5 millones para ejercitar opciones. Inmediatamente vendió las acciones por $ 9,77 millones, generando una ganancia de $ 8,2 millones.

Moderna dijo que las ventas se ejecutaron bajo los planes comerciales 10b5-1 que se establecieron de antemano. "Estas transacciones se ejecutan automáticamente de conformidad con estos planes comerciales", dijo la compañía.

Aunque el momento fortuito de las transacciones puede hacer levantar las cejas, Charles Whitehead, profesor de la Facultad de Derecho de Cornell, dijo que las ventas de acciones no parecían levantar ninguna señal de alerta legal. "A primera vista, no hay nada de malo en estos intercambios", dijo Whitehead. "Para eso está destinado un plan 10b5-1, suponiendo que se cumplan los requisitos".

Estos planes regulan cuándo y cuántas acciones de la compañía pueden vender, incluidos los directores y eje-cutivos,. Las transacciones generalmente se ejecutan automáticamente, sin que los iniciados tomen ninguna medi-da. Kim, el CFO, también realizó ventas de acciones antes de las noticias sobre la vacuna. El 15 de mayo, solo unos días antes de que se anunciaran los resultados, Kim vendió 20.000 acciones por valor de $ 1,3 millones.

Las acciones de Moderna se han retirado desde entonces

Andrew Gordon, director de servicios de investigación en Equilar, dijo que solo habrá un "problema legal si crean o modifican su plan 10b5-1 mientras poseen información privilegiada". "No es raro que las personas con información privilegiada vendan acciones que poseen, ni es malo para ellos capitalizar el precio actual de las acciones", dijo Gordon en un correo electrónico.

El precio de las acciones de Moderna cayó un 10% a $ 71,67 el martes después de que el sitio web de salud STAT informara que los expertos en vacunas concluyeron que la compañía no divulgó suficiente información para saber cuán significativos son los hallazgos de la Fase 1.

Para el jueves, Moderna terminó en $ 67,05, un 16% menos que el cierre del lunes. "Se verá mal desde una perspectiva de relaciones públicas si el precio de las acciones de Moderna comienza a caer dramáticamente después de todo este comercio", dijo Gordon.

Las acciones de Moderna se recuperaron un 2% a $ 68,60 el viernes después de que el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, aplaudió los hallazgos del ensayo de la vacuna. "Aunque los números eran limitados, fueron muy buenas noticias porque alcanzaron y superaron un obstáculo importante en el desarrollo de vacunas", dijo Fauci a CNN. Esa es la razón por la que soy cautelosamente optimista al respecto".

La imagen es terrible

Moderna es uno de los primeros candidatos en desarrollar una vacuna para Covid-19, que ha matado a más de 90.000 estadounidenses. La vacuna de la compañía de biotecnología produce anticuerpos neutralizantes que se unen al virus y evitan que ataque las células humanas.

Moderna dijo que su ensayo vacunó a docenas de participantes y midió anticuerpos en ocho de ellos.

Los ocho desarrollaron anticuerpos neutralizantes contra el virus a niveles que alcanzan o superan los niveles observados en personas que se han recuperado naturalmente de Covid-19, dijo la compañía. Si futuros estudios van bien, Moderna ha dicho que su vacuna podría estar disponible para el público tan pronto como enero.

Charles Elson, un experto en gobierno corporativo de la Universidad de Delaware, dijo que las ventas de acciones de Moderna subrayan por qué siempre creyó que los ejecutivos no deberían vender acciones mientras están en la compañía. "Incluso si se puede hacer legalmente, la imagen es terrible porque muestra que tienes un mejor lugar para poner tu dinero", dijo Elson. "Muestra una falta de confianza en su empresa en el futuro".

No te pierdas ninguna novedad, subscríbete

HumaMed, promoviendo el humanismo y actualizando evidencia en medicina desde Uruguay